estos últimos días

Estos ùltimos 10 días, ya sabiendo la fecha de la cesárea, están siendo una cuenta regresiva!! Yo me he sentido por momentos bien, con más energía que en todo el último mes, (suele pasar no? que queremos tener la casa en orden antes de la internación... y después claro, a la vuelta...) Y por momentos terriblemente cansada, dolorida la panza, con contracciones... y otros pormenores.
Ya creo tener todo lo estrictamente necesario listo! mi bolso, el bolso del bb, y las cosas de la casa, ropa limpia y planchada, etc.
Los chicos, especialmente los varones, (de 4 José y Berni 1 año y 9meses) han estado "pasando factura" todo este tiempo. José mojó su cama 5 veces!! en las últimas 2 semanas... qué lindo! y Berni, que no para, con su actividad habitual y ahora potenciada, más allá de sus berrinches, y gritos a la noche, pobre Juan pasando toda la noche con él..., la semana pasada se agarró una laringitis con placas, así que estuvimos de remedios, puffs, jeje diversión! Según la pediatra, lo hace a propósito, mmmmm, será posible??
Lo bueno que tiene esto de la programación, más allá de que a mí no me guste nada, no poder esperar a que el bb sea el q elija el momento para nacer y no el médico! creo haberlo dicho antes no?, es que te da tiempo para justamente hacer algunas cosas, y planificar otras. Acomodar el tema de los chicos, con quien vamos a dejarlos, decidimos que van a ir al colegio ese día, mientras yo esté en quirófano, y no les diremos nada hasta que Juan los vaya a buscar, así les evitamos la espera y el querer estar ahí. También he podido hacer otras cosas como confesarme, ya que si el cuerpo tiene q estar listo para la operación, con tantos preparativos, más tiene que estar el alma! Y la última es la posibilidad de ir a misa el día anterior, para poder así dejar todo en manos de Dios. Eso lo hemos hecho con todos los nacimientos, porque todos fueron programados. Y sólo así me siento un poco más cerca de poder decir que estoy preparada, aunque se hace difícil, no se bien por qué, la cabeza funciona en estos momentos a mil por hora... Y a Juan le pasa igual.

Pero se que bien puedo decir que dejo todo en manos de Dios y que confío en su infinito Amor que quiere siempre lo mejor para sus hijos.
Sé que hay mucha gente que reza por nosotros y desde acá y ahora se los agradezco muchísimo.
Hasta la próxima!!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Felicidades por su nuevo hijo Antonio!

Milkusm Maximus dijo...

Aquí estamos, con ustedes.
Muy bueno eso de preparar el espíritu. Uno gasta años preparándose para tener un título de tal o cual cosa, y para las cosas realmente importantes, uno sólo reserva la improvisación.

Dios los tenga en la palma de su mano.

Anónimo dijo...

te olvidaste el chupete!!!!!!!!!!!!