Mi amiga Romi

Se que ha pasado mucho, mucho tiempo sin escribir en el blog. Siempre tenía la idea de retomarlo pero por una cosa o por otra, casi siempre por falta de tiempo, lo postergaba.
Les quiero contar sobre mi amiga Romina, porque justamente nos conocimos a partir de este blog, de un primer mail que me escribió por el tema de las cesáreas, y que luego con el transcurso de los días y de los sucesivos mails se convirtió en conversación, y  hace ya un año! y gracias a la tecnología, nos hemos trasladado al whatsapp, donde nos hablamos casi todos los días.
Realmente considero esta amistad como un regalo de Dios! A pesar de que todavía no nos conocemos personalmente, eso es sólo lo que nos falt, un detalle. En nuestras conversaciones, casi siempre audios de whatsapp, tocamos todos los temas: desde la familia, el matrimonio, la fe, la crianza de los hijos... hasta la decoración, la moda, las recetas de cocina, la salud, pasando por cosas super concretas que hacen a nuestra vida de todos los días. Yo me siento hablando el mismo idioma con Romi, compartimos muchas situaciones y puntos de vista, y tengo la libertad de poder contarle cosas que no las comparto con ninguna otra amiga. Creo q a ella le pasa igual. Asique... gracias a Dios por esta nueva amiga, que no es nada virtual, es bien real!!


Cuento esto porque a raiz de las conversaciones que venimos teniendo con Romina, he decidido compartir algo en el blog. Ella siempre me anima a compartir experiencias, a retomar este blog... y justamente varias veces me hace preguntas muy puntuales referidas a temas que pienso que pueden interesarle o servirle a algunas personas mas. Solo por eso es q me animo a compartir con ustedes, algunos fragmentos de esas respuestas q yo le he mandado. Sobre todo lo referido a temas q trato en este blog... para adelantarles algo: me ha preguntado sobre como es cocinar para una familia numerosa, si tenemos tiempo para nosotros, como organizamos los horarios, la limpieza y el orden en la casa, que actividades extras hacen los chicos, y en fin, como es el día a día de una familia de 9.

Milagros

El 19 de mayo nació nuestra hija Milagros. Todo salió muy pero muy bien, gracias a Dios!!! Es una bebita hermosa, y es tanta la bendición de su nacimiento que no puedo parar de agradecer a Dios y a nuestra Santa Madre.
 Ahora les cuento un poquito de detalles:
La cesárea estaba programada desde hacía por lo menos 1 mes. Todo el último tiempo fue de preparativos: organizar la casa, la ropita para la beba, el bolso, y todas las cosas de los chicos para no tener tanto trabajo a mi vuelta. Siempre saber la fecha del nacimiento produce mucha ansiedad, y esta vez fue igual o peor... iba contando los días que faltaban, en cuenta regresiva total, esperando el gran acontecimiento. Las últimas semanas estuve con muchas contracciones, aisladas, pero dolorosas, y gracias a Dios pudimos llegar y pasar, las 38 semanas, que era mi primer objetivo. Ya con eso tenía la tranquilidad de que el embarazo ya estaba a término, y la bebita lista para nacer.
Llegó por fin el lunes 19, a la noche dormí mal y poco, como era de esperar... tenía pensado acostarme temprano pero terminé de preparar montón de cosas pendientes y se me hicieron las 12!! A las 5 sonó el despertador, vinieron mis suegros a quedarse con los chicos, que dormían todos cuando nos fuimos con Juan, y a las 6 ya estábamos en el hospital. Me habían dicho q tenía q estar a esa hora para internarme pero que la cesárea sería a las 10 mas o menos. Era mi primera vez en el hospital público, asique todo era novedad, esto sumaba un poco más de nervios a la situación, junto con el hecho de que me iban a operar 2 médicas que no conocía, y todo lo demás por supuesto, iba a ser mi séptima cesárea!!!
Me atendieron muy bien. El trato fue respetuoso tanto de médicos como de enfermeras. Al principio estuvimos solos en la habitación con Juan, yo no quería que vinieran muy temprano mis padres porque sabía que teníamos varias horas de espera x delante, asique quedamos en avisarles en cuanto nos confirmaran la hora de la cesárea. Mientras me iban poniendo el suero, (que bueno que no me dolió tanto) me sacaron sangre porque no habia ido antes a hemoterapia (???? si a mí nadie me avisó!!!! ahí sí que me dolió la aguja) Pero como a las 8 las enfermeras me dijeron que en un rato me venían a buscar para llevarme al quirófano... yaaa??? tan pronto?? y yo que pensaba que tenía como para 2 horas más. Mejor!!! A partir de ahí, todo pasó rapidísimo!!! hasta ahora jaja!!!
Me trajeron el camisolín de esos q se usan para las operaciones, y me encantó el color, era azul claro!! enseguida pensé en el manto de la Virgen... Todo el tiempo encomendándome a Ella... y ahora llegado el momento ir de Su Mano y de la de Jesús al quirófano.
Ya estando en el quirófano, empezamos con los procedimientos de rutina, primero a llenar planillas con mis datos... yo miraba todo, muy blanco, muy nuevo... un poco frío... no conocía a nadie, llegó el anestesista... otro de mis miedos: que la anestesia salga bien (ya sufrí por eso en la primer cesárea) gracias Dios! todo perfecto!!! y luego otro temor: la sonda... (esperen a que me haga efecto la anestesia por favor!!! siiiiiii, sin dolor!!!) Ya estaba todo listo para operar, las médicas empiezan a abrirme, me preguntan si me voy a hacer la ligadura ... (otra vez tengo q decir que noooo!!!!) justo en este momento??? ... en fin!! llega el pediatra, la primer cara conocida!! Esteban, un amigo de Juan, una bendición que fuera el que recibera a nuestra hija. Ya está por nacer... me preguntan si quiero ver, siiiiiiiiiiii!!! por poco me levanto sola para ver... que emoción!!! nació Milagros!!!! lloraaaa, que hermosa es!!! me la trae Esteban y le doy el primer beso... ahhhhh, y respiro!!!!! está muy biennn, pesa 3 kilos, ahoraa ya no me importa nada!!! GRACIAS DIOS!!!
las médicas siguen, empiezan a cerrar, a coserme, me duele un poco la cabeza pero se me pasa al rato. Todo termina excelente, las doctoras me felicitan, pregunto si encontraron todo bien ahí dentro ,me dicen que sí, sin detalles. Pensé que luego iban a ir a verme para hablarme de la operación, pero no, no las ví más.
Me bajaron a la habitación, y lo veo a Juan con una bebita toda envuelta en su mantita rosa, ahhhh que amorrrrr!!!! ya en mis brazos y a amamantar enseguida!! (esta bebita nació con hambre!!!)



Ya han pasado 2 meses y medio de su nacimiento pero parece mucho más. Estamos más que felices con la llegada de Milagros, la familia está reacomodándose y todos tenemos mucho que hacer, realmente con 7 hijos no hay ratos libres... todo ha sido muy intenso y sin pausa.
Agradezco a todos los que preguntan y se interesan por nosotros. Y especialmente los que nos han tenido presentes en sus oraciones, a todos muchísimas gracias!!! Alabado sea nuestro Dios!!!!



Buscando nombre para nuestro bebé

Elegir el nombre del bebé es una de las partes más lindas de cada embarazo, para mí. Pero no siempre es fácil. Particularmente en este embarazo nos está resultando bastante difícil. Ya estamos en la semana 34 y todavía no lo tenemos decidido!!!
Por momentos me agarra una especie de desesperación, por un lado toda la gente que pregunta: "y el nombreeee???" y por el otro que sé que, en realidad, el nombre ya está, sólo falta esperar que cuando sea el momento, Dios nos lo haga saber.
Les cuento un poco como hemos elegido los nombres de nuestros hijos. Yo siempre digo que la verdad,  aunque parezca pretencioso, los nombres no los hemos elegido nosotros, fue Dios quien los tenía elegidos, sólo nos los inspiró. Mas vale que siempre fueron nombres que nos gustaban, sino no los hubiéramos puesto. Pero no los elegimos nosotros por gusto, yo no confío mucho en eso, hoy me puede gustar un nombre y dentro de unos años ya no, me parece que el nombre es algo muy importante para elegirlo sólo porque me parezca lindo como suena, necesito que tener una razón más de peso. Por ejemplo siempre ponemos nombres de Santos, eso es sí o sí. Me encanta poder contar con la valiosísima ayuda del santo patrono de cada uno de mis hijos al igual que con su angel de la guarda. (y encima ellos tienen un día de festejo más: el día de su Santo, :-))

En mi primer embarazo, habíamos seleccionado varios nombres. No sabíamos si era nena o varón. Casi al final del embarazo nos quedamos en Antonio y Lourdes. Pero en el fondo yo no estaba muy convencida, sentía que no era "el" nombre. Cuando en la última consulta el médico me dijo que al día siguiente me internaba, fue como que todo se aceleró, recuerdo que fuimos a Misa, y luego ya en casa yo le pregunté a Juan sobre los nombres. Y fue ahí cuando salió: iba a ser María o Jeremías. No se como, pero la paz y la certeza de haber encontrado el nombre, fue muy real. Los 2 sentimos lo mismo. Y al otro día nació María.

Con el segundo embarazo, a mí me gustaba mucho Dolores y si era varón, José. En los últimos meses, nos acercamos mucho a Santa Teresita del Niño Jesús (Sta. Teresa de Lisieux) conocimos su vida y quedamos "enganchados" con ella, y ahí otra vez no hubieron dudas: el nombre para nena iba a ser Teresa. Y así fue; nuestra segunda hija es Teresa.

Para el tercero, el nombre de varón ya estaba elegido, era José. Y si era nena, cosa q creímos hasta último momento, iba a ser Bernardita. Yo no tenía gran devoción por San José, asique para mí fue una gran oportunidad de acercarme a él y por supuesto contar siempre con su ayuda y su intercesión para nuestra familia, y especialmente para ntro. José.

Cuando esperábamos nuestro 4to. hijo, nos gustó el nombre de Bernardo para varón, y al buscar la historia de San Bernardo de Claraval, quedamos muy entusiasmados con la vida de este gran santo, que no conocíamos. Una vez más no tuvimos dudas de que ése era el nombre de nuestro bebé. Y si era nena, iba a ser Rosario o Bernardita, ahora no me acuerdo bien! Rosario por la Virgen del Rosario, ya que esta oración es una devoción de nuestra familia desde que nos casamos, y Bernardita por Sta. Bernardita de Lourdes, una santa muy querida por nosotros.

Con la llegada del quinto, tampoco sabíamos si esperábamos nena o varón. Ya teníamos a María, Teresa, José y Bernardo. Mi intuición era que venía una niña. Y ya me estaba lamentando que no íbamos a tener un Antonio. Pensaba que tal vez sería nuestro último hijo, y como seguro era nena, íba a ser Rosario, y me iba a quedar con las ganas de tener un hijo Antonio, y de contar con San Antonio de Padua como protector e intercesor. Qué equivocada estaba!!! Oh, sorpresa!!! nació Antonio.

Quedé embarazada otra vez... y esta vez Dios quiso llevarselo a su lado, a las 9 semanas. Nunca supimos si era nena o varón, ni tuvimos mucho tiempo para empezar a pensar nombres, aunque nos daba vueltas Celina, porque significa venida del Cielo, y así lo sentimos que era.

En el siguiente embarazo, no supimos si era nena o varón hasta la última ecografía, que al médico se le escapó. Otra vez todos apostaban por la nena, los nombres que se nos ocurrían eran Sara o Ángeles. No teníamos nombre de varón, hasta que un día luego de rezar, y pedir que Dios nos ayudara con el nombre, se me vino a la mente "Isidro". Nunca antes había pensado en este nombre, aunque lo había escuchado muchas veces. Ahí nomás me puse a buscar la vida de San Isidro Labrador, y una vez más me emocioné mucho al enterarme de las virtudes de este gran santo. Y sentimos esa paz de haber encontrado el nombre querido por Dios para nuestro Isi.

Y ahora????? Dios dirá!!!!! ya sabemos que es nena, tenemos varios nombres pensados y esperamos poder elegir una vez más el nombre que Dios quiera para nuestra hija. Por ahora hemos pensado en Milagros (por la Virgen de la Medalla Milagrosa) ... Rosario, que ya lo conté, también por la Virgen, ... Juana (por Sta Teresa de los Andes que se llamaba Juanita, y también por Sta. Juana de Arco)... Lucía (por Sta. Lucía)  ... Isabel (por Sta. Isabel) ... Cecilia (por Sta. Cecilia) y algunos otros más... ya veremos!!! falta menos de 1 mes!!!



Diabetes gestacional. Mi experiencia.

En la semana 26 de este, mi séptimo embarazo, me enteré de que tengo diabetes gestacional. Fue una gran sorpresa para mí, porque nunca había tenido antes, en ninguno de mis otros embarazos. Me dijeron que las principales causas son la obesidad y los antecedentes familiares. Esos son los grupos de mayor riesgo para generar diabetes en el embarazo. Pero, yo no pertenezco a ninguno de esos grupos... Lo que al parecer fue determinante en mi caso, fue la edad, tengo 39... y la cantidad de embarazos!!

Bueno, la verdad es que no me gustó nada enterarme... encima mi médico no me aportó mucha información, sólo me dijo q tenía que ir a ver a otro médico especialista en diabetes, y desde ahora dejar de comer todo lo q tuviera azúcar. Asíque ni bien llegué a casa me puse a preguntarle al dr. google a ver que más datos podía tener.

Concretamente luego de leer qué es la diabetes gestacional, cómo se trata, que riesgos trae para el bb, etc etc ya estaba bastante asustada como para despedirme del azúcar así sin más, y eso q a mí me encantan las cosas dulces, mucho más q las saladas. También quise encontrar testimonios, dietas, ya que me faltaban 15 días para la consulta con la especialista y ya quería hacer la dieta correctamente. De esto último encontré poco y nada en algún foro. Es por eso que escribo este post, para contar como estoy llevando la d.g. en primera persona, pienso que tal vez a alguien le pueda servir.

Al día de hoy llevo casi un mes de tener el diagnóstico. Los primeros 15 días los pasé básicamente con dieta libre de azúcar. Luego de tener la consulta con la dra. especialista en diabetes y con la nutricionista que me hizo la dieta, empecé a medirme la glucosa varias veces al día, con el sensor y las tiras reactivas, y ajustamos un poco más la dieta. Gracias a Dios por ahora lo estamos manejando así, sólo con dieta, sin necesidad de inyectarme insulina. Pero me están controlando mis mediciones de glucosa bastante seguido: como cada 10 días. No se descarta que en algún momento pueda necesitar insulina, ayyy...

                                                 

Lo que más me cuesta es el desayuno y la merienda, que es donde más cosas dulces comía, el almuerzo y la cena no son tan distintas de lo que eran, sólo q obviamente ya no hay más postre, ni pensar en helados!!!! (bueno, una fruta sí) ni gaseosas que es de lo que venía abusando todo este verano... Más o menos un ejemplo de lo que como habitualmente es esto:
Desayuno y merienda:
-un té con stevia (edulcorante natural) o un yogur light bebible puede ser con copos sin azúcar (el yogur no debe ser entero porque tiene azúcar, esto lo aprendí luego de q me diera alta la glucosa cuando me la medí después de un desayuno con yogur entero, y unas rodajas de pan negro que no sabía q le ponían azúcar, con mermelada light, que viene edulcorada pero tiene un poquito de azúcar también)
-unas rodajas de pan blanco o negro (que no contenga azúcar, ojo con los de paquete q la mayoría tiene, y si es de panadería preguntar!!!) o algunas galletitas de agua, se le puede agregar queso untable (light o no), y también mermelada sin azúcar (fijarse bien en el envase porque ya llevo 2 compradas que por no haber leído bien resulta que sí tenían algo de azúcar)
-Puede hacerse una colación a media mañana o media tarde, se puede comer una fruta (tratando de que no sean banana ni uva ni higos, que son los más dulces, sólo se puede comer alguna de estas 2 veces a la semana) en total pueden comerse 3 frutas x día, se sugieren manzanas y peras. O puede comerse un yogur light.
Almuerzo y cena:
-me recomendaron agregar una porción de verduras (cocidas o crudas en ensalada) a cada comida que hiciera para incorporar más fibra. Las comidas no varían mucho con lo usual, pero hay que tratar de evitar las grasas (en carnes, disminuir consumo de cosas fritas, etc), y disminuir las harinas (pastas, arroz)
-bebidas: NO gaseosas o jugos en polvo que no sean sin azúcar. Se puede tomar las gaseosas cero azúcar, de vez en cuando.
-postre: una fruta, o yogur light, o gelatina light sin azúcar...

Con respecto a las mediciones de la glucosa, esta es la tabla que me dieron, no siempre tengo que hacer todas las mediciones, aveces son sólo 2 al día, otros días ninguna, a veces una sola, otras veces todas.
antes de desayunar: menos de 90
una hora antes de almuerzo: menos o igual a 100
una hora después de almuerzo: menos o igual a 120
una hora antes de cena: menos o igual a 100
una hora después de almuerzo: menos o igual a 120

Espero que pueda haber servido a alguien. Intento compartir esta experiencia para dar y darme ánimos, a veces es difícil de seguir, la dieta es estricta, pero no imposible, y lo mejor es que vale la pena!!! Lo hacemos por el bb, al que realmente le hace mal que consumamos azúcar cuando tenemos d.g. Es importante cumplir bien todas las pautas que nos den y hacerse los controles. Lo más probable es que una ve que nazca nuestro bebé, la diabetes desaparezca. A mí me ayuda mucho ponerme en lugar de los diabéticos que tienen q hacer esto de por vida, ni hablar de inyectarse insulina, etc. Lo bueno es que lo nuestro es pasajero. Aunque pienso que sí es bueno empezar a ser más conscientes de reducir el consumo de azúcar en todas nuestras comidas, es alarmante ver que cada vez hay más personas con diabetes y otras enfermedades relacionadas directamente con el alto consumo de azúcar, nuestra alimentación no es nada buena, si nos fijamos los alimentos q compramos son cada vez o más dulces o más salados... algo está mal, cuando lo natural, las frutas, las verduras, no son así!!!

De nuevo, gracias a Dios!

Quería contarles q de nuevo estamos en la espera :-) Es una gran noticia para nosotros, que no la esperábamos, pero Dios siempre nos sorprende, y una vez más compruebo que mi vida es una aventura.
Estoy de 29 semanas. Las primeras semanas de este embarazo no fueron fáciles, sobretodo porque nos sentimos muy solos, muy poco o nada acompañados, hasta señalados por no haber (o por haber) "hecho bien las cosas"...
Yo sabía obviamente, que no debía quedar embarazada, sí, es cierto que es un riesgo importante: esta va a ser mi séptima cesárea, tengo 39 años, estamos en situación económica no muy favorable x así decirlo, no tenemos obra social, y tenemos 6 hijos de los q nos "ocupamos" (con casi nada de ayuda) y bueno, a los ojos humanos un embarazo no era una buena idea...  Pero un hijo siempre es una bendición y así lo tomamos nosotros desde el primer momento que nos enteramos, siempre mirando para adelante, y confiando cada vez más en Dios, dejando todo en sus manos y en las de nuestra Santísima Madre.
Asíque con alegría tranquila y confiada, aunque no sin miedos claro, vamos llevando este embarazo. Todo ha ido bien hasta el momento, gracias a Dios. Lo único particular de este embarazo es que hace 20 días me diagnosticaron diabetes gestacional, nunca antes había tenido en ninguno de los embarazos, ahora estoy con dieta sin azúcar y espero poder manejarlo sólo con eso, sin tener q inyectarme insulina. Y tuve 3 infecciones urinarias seguidas. Pero, de lo relacionado con las 6 cesáreas q tiene mi útero, nada! La placenta está perfectamente ubicada, el útero se ve en buenas condiciones según la última ecografía y con un buen grosor en sus paredes.
Les comparto la primer foto de nuestro bb :-)


Isidro. (Mi sexta cesárea)

Esta entrada la debo desde que nació Isidro... hace 1 año y medio. Me quedó el blog abandonado principalmente por falta de tiempo, y también de incentivo, jeje. Bueno pero quiero contar porque me han llegado varias preguntas a ver cómo había ido todo, asíque aquí va:
Como saben, era mi séptimo embarazo, yo había quedado embarazada a los 3 meses luego de una pérdida. Una vez más a los ojos humanos algo poco entendible, ya que no lo buscábamos. La verdad es que tanto el embarazo que perdí, como este, no habían sido buscados, pero no por eso, no deseados!! Al contrario, yo siempre me morí de ganas de tener otro hijo más, es más la sola idea de pensar que ya no iba a tener más hijos, que Antonio, el 5to, era el último, me ponía muy triste! Lo que pasa es que no me animaba, luego de tantas y tantas recomendaciones, y sugerencias de los médicos, de que no siguiera, que existían tantos riesgos, etc etc bueno, naturalmente me agarró miedo, y también responsabilidad, aunque no sé bien si ésta es la palabra, el tema es que no me animaba a programar un embarazo teniendo tanto en contra, y Juan, menos! No quería ponerme en riesgo de salud, si todos los consejos médicos eran que NO, (aunque para mí no fueran bien fundamentados).

Concretamente, con 5 cesáreas previas y un legrado reciente, yo tenía altas posibilidades de tener complicaciones serias con la placenta, asíque realmente tenía contraindicado un nuevo embarazo. Pero así es Dios! Nos sorprende y nos bendice de la forma que El quiere, nosotros no nos podemos ni imaginar lo que El nos tiene reservado para nuestras vidas, hay que dejarse llevar por sus caminos!!

El embarazo fue buenísimo, de los mejores! Por empezar, no quise ni tomar ácido fólico, porque en el embarazo que perdí, me habían dado dosis alta de ácido fólico, y quedé con el hígado hecho un desastre. Aparte me quedaban rondando en la cabeza las razones de la pérdida, asíque opté por esta vez, hacer todo lo más natural posible, tratando de dejar todo en manos de Dios, que es El que decide.
Aunque los primeros meses, hasta llegar a las 12 semanas, fueron llenos de miedos: no contamos a nadie la noticia, también los viví con muchísima ilusión, me acuerdo que me despertaba y enseguida me acordaba de q estaba embarazada y me venía una alegría... ahhhh qué lindooo eso!!!!

Así llegamos a las 38 semanas, el último mes y medio estuve de semi-reposo para no tener contracciones y cuidar mi útero porque es el tiempo en que más se estira y no había que exigirlo de más. Los últimos días los pasé con contracciones aisladas pero con dolor, no le avisé al médico porque quería llegar a las 38 semanas al menos, que era la cesárea programada, y supuse que si le decía q estaba con contracciones me iba a mandar al quirófano sin más. El 2 de agosto, fiesta de Nuestra Señora de los Angeles, nació Isidro, hermoso, en perfecto estado de salud y pesando 3 kilos. La cesárea fue rápida, sólo tardó unos minutos más que las anteriores para cerrarme, eso fue porque tenía algunas adherencias. Parece que mi útero estaba en buen estado por lo que pude escuchar a los médicos mientras me operaban, estaban bastante sorprendidos ya que esperaban encontrar algo peor. Luego me recuperé muy rápido. Para mí fue una 6ta cesárea como si fuera la 2da... sin complicaciones, una operación como otras, gracias a Dios me recuperé muy bien y rápido, en menos de 24 hs ya me pude bañar y caminar,  el bebé nació muy bien y tranquilo, lo pude amamantar ni bien me pasaron del quirófano a la habitación. Realmente no puedo decir que algo haya salido mal o se haya complicado. Sí sé que mucha gente estuvo rezando por mí, para que todo saliera bien, y simplemente fue eso,  tengo la certeza de que una vez más Dios tuvo la última palabra (como siempre)

Les comparto algunas fotitos de nuestro Isi:





Holaaa!!!!

Hace más de un año que no escribo en este blog... muchas cosas pasaron en este tiempo. Para los que todavía se dan una vuelta por acá, voy a tratar de resumir lo más importante, lo que quiero compartir con ustedes.
La noticia más linda es que estamos esperando un bebé!!! Ya vamos por las 28 semanas, esperando con mucha ilusión la llegada de nuestro hijo, y pidiendole a Dios que todo salga bien, y confiando!!! Será mi sexta cesárea y no es poca cosa... justamente el quirófano no es el lugar que más me gusta visitar, jeje.
Pero antes de esto, pasó algo para nada lindo. Cerca de junio del año pasado nos enterábamos de que estaba embarazada, y en agosto sucedió lo que no esperábamos para nada: perdimos nuestro bebé, a las 9 semanas y  sin motivos aparentes ... cosas que pasan, que le han pasado a muchos, y por qué a nosotros no? Fue tristísimo, sufrí mucho, pero Dios es grande y no nos abandona nunca, a los tres meses y sin haberlo buscado, estamos nuevamente en la espera!!!


Les comparto una foto bastante actual, de hace como un mes. Y si Dios quiere, pronto volveré a escribir!!