El Vía Lucis


"El Camino de la Luz"



Desde el Domingo de Pascua hasta el de Pentecostés hubo cincuenta días llenos de acontecimientos, inolvidables y trascendentales, que los cercanos a Jesús vivieron intensamente, con una gratitud y un gozo inimaginables.

De igual forma que las etapas de Jesús camino del Calvario se han convertido en oración, queremos seguir también a Jesús en su camino de gloria. Éste es el sentido último de esta propuesta: una invitación a meditar la etapa final del paso de Jesús por la tierra.

El Via Lucis, "camino de la luz" es una devoción reciente que puede complementar la del Via Crucis. En ella se recorren catorce estaciones con Cristo triunfante desde la Resurrección hasta Pentecostés, siguiendo los relatos evangélicos. Incluímos también la venida del Espíritu Santo porque, como dice el Catecismo de la Iglesia Católica: "El día de Pentecostés, al término de las siete semanas pascuales, la Pascua de Cristo se consuma con la efusión del Espíritu Santo que se manifiesta, da y comunica como Persona divina" (n.731).


Cómo rezar el Via Lucis

Para rezar el Via Lucis, se propone un esquema similar al que utilizamos para rezar el Via Crucis:
-Enunciamos la estación;
-Rezamos la Antífona: Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos. Porque con tu Pascua diste la vida al mundo.
-Leemos el texto evangélico correspondiente.
-Rezamos una Oración que puede tener un tono de súplica o de agradecimiento y alabanza. También puede hacerse una breve meditación.

-Al finalizar las 14 estaciones, el sacerdote dará la bendición especial.

Como preferentemente se rezará el Via Lucis en el templo parroquial, se reemplazarán las imágenes del Via Crucis por las del Via Lucis.

La procesión estará presidida por tres ministros:
- Uno lleva el cirio pascual encendido;
- El otro el libro de los Evangelios abierto en las narraciones de la resurrección;
- El tercero un ramo de flores, signo de la vida, o un icono de Cristo resucitado.
Los participantes siguen el itinerario o, según la conveniencia, se quedan en los bancos.
Los cantos son escogidos libremente teniendo en cuenta que correspondan al tiempo pascual.


Oración Preparatoria

Señor Jesús, con tu Resurrección triunfaste sobre la muerte y vives para siempre comunicándonos la vida, la alegría, la esperanza firme.

Tú que fortaleciste la fe de los apóstoles,
de las mujeres y de tus discípulos enseñándolos a amar con obras, fortalece también nuestro espíritu vacilante, para que nos entreguemos de lleno a Ti.

Queremos compartir contigo y con tu Madre Santísima la alegría de tu Resurrección gloriosa.

Tú que nos has abierto el camino hacia el Padre, haz que, iluminados por el Espíritu Santo, gocemos un día de la gloria eterna.


Introducción

El Via Lucis es el camino de la luz, del gozo y la alegría vividos con Cristo y gracias a Cristo resucitado. Vamos a vivir con los discípulos su alegría desbordante que sabe contagiar a todos. Vamos a dejarnos iluminar con la presencia y acción de Cristo resucitado que vive ya para siempre entre nosotros. Vamos a dejarnos llenar por el Espíritu Santo que vivifica el alma.

De igual forma que las etapas de Jesús camino del Calvario se han convertido en oración, queremos seguir también a Jesús en su camino de gloria. Éste es el sentido último de esta propuesta: una invitación a meditar la etapa final del paso de Jesús por la tierra.

Intenciones

Canto

Guía: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Todos: Amén.


PRIMERA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITA DE LA MUERTE

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo.

Pasado el sábado, al aclarar el primer día de la semana, fueron María Magdalena y la otra María a visitar el sepulcro. De repente se produjo un violento temblor; el Angel del Señor bajó del cielo, se dirigió al sepulcro, hizo rodar la piedra de la entrada y se sentó sobre ella. Su aspecto era como el relámpago y sus ropas blancas como la nieve. Al ver al Angel, los guardias temblaron de miedo y se quedaron como muertos. El Angel dijo a las mujeres: "No teman, yo sé que ustedes buscan a Jesús, el Crucificado. No está aquí, porque ha resucitado como lo había dicho. Vengan a ver el lugar donde estaba" (Mt 28, 1-6).

Oración: ¡Alabado seas Señor, por tu inmensa misericordia! ¡Gracias por resucitarnos a una vida nueva!


SEGUNDA ESTACIÓN

LOS DISCÍPULOS ENCONTRARON

EL SEPULCRO VACÍO

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo

Pedro y el otro discípulo salieron para el sepulcro. Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió más que Pedro y llegó primero al sepulcro. Como se inclinara, vió los lienzos tumbados, pero no entró. Pedro llegó detrás, entró en el sepulcro y vió también los lienzos tumbados. El sudario con que le habían cubierto la cabeza no se había caído como los lienzos, sino que se mantenía enrollado en su lugar. Luego entró el otro discípulo, el que había llegado primero: él también vio y creyó (Jn 20, 3-8).

Oración: ¡Gracias, Señor, por el don de la fe! ¡Que podamos contagiar con entusiasmo tu amor!


TERCERA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITADO SE MANIFIESTA

A MARÍA MAGDALENA

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo

María se quedaba llorando fuera, junto al sepulcro. Mientras lloraba se inclinó para mirar dentro y vió a dos angeles vestidos de blanco, sentados donde había estado el cuerpo de Jesús, uno a la cabecera y el otro a los pies. Le dijeron: “Mujer, ¿por qué lloras?” Les respondió: “Porque se han llevado a mi Señor y no sé donde lo han puesto”. Dicho esto se dio vuelta y vió a Jesús allí, de pie, pero no sabía que era Jesús. Jesús le dijo: “Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?” Ella creyó que era el cuidador del huerto y le contestó: “Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo me lo llevaré.” Jesús le dijo: "¡María!". Ella lo reconoció y le dijo en hebreo: "¡Rabboní!", es decir, "¡Maestro!" (Jn 20, 11-16).

Oración: ¡Maestro y Señor de la vida, que podamos reconocerte hoy en nuestros hermanos!


CUARTA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITADO EN EL CAMINO DE EMAÚS

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo.


Aquel mismo día dos discípulos se dirigían a un pueblo llamado Emaús e iban conversando sobre todo lo que había ocurrido. Mientras conversaban y discutían, Jesús en persona se les acercó y se puso a caminar con ellos, pero algo impedía que sus ojos lo reconocieran. Jesús les dijo: “¡qué poco entienden ustedes y que lentos son sus corazones para creer todo lo que anunciaron los profetas! ¿No era necesario que el Mesías soportara esos sufrimientos para entrar en su gloria?" y comenzando por Moisés y continuando con todos los Profetas, les interpretó en todas las Escrituras lo que se refería a Él (Lc 24, 13-15. 25-27).

Oración: Rompe, Señor, nuestros esquemas, y enciende en nosotros el amor a tu Palabra!


QUINTA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITADO SE MANIFIESTA

AL PARTIR EL PAN

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo

Al llegar cerca de Emaús, hizo como que quisiera seguir adelante, pero ellos le insistieron, diciendo: “Quédate con nosotros, ya está cayendo la tarde y se termina el día” Entró pues, para quedarse con ellos. Y mientras estaba a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, luego lo partió y se lo dio. En ese momento se les abrieron los ojos y lo reconocieron (Lc 24,28-31).

Oración: ¡Gracias Señor por haberte quedado vivo en la Eucaristía!


SEXTA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITADO

SE PRESENTA VIVO ANTE LOS DISCÍPULOS

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo.

Jesús se presentó en medio de ellos y les dijo: “Paz a ustedes”. Quedaron atónitos y asustados, pensando que veían algún espíritu, pero El les dijo:”¿Por qué se desconciertan? ¿Cómo se les ocurre pensar eso? Miren mis manos y mis pies, soy yo. Tóquenme y fijense bien que un espíritu no tiene carne ni huesos, como ustedes ven que yo tengo.” (Lc 24, 36-39).

Oración: Jesús amigo, disipa nuestras dudas y temores, y anímanos a abrazar tu vida divina!


SÉPTIMA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITADO

DA EL PODER DE PERDONAR LOS PECADOS

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo

Jesús les volvió a decir: “La paz esté con ustedes! Como el Padre me envió a mí, así yo los envio a ustedes. Dicho esto, sopló sobre ellos y añadió: "Reciban el Espíritu Santo. Los pecados serán perdonados a los que ustedes se los perdonen, y serán retenidos a los que ustedes se los retengan" (Jn 20, 21-23).

Oración: Gracias, Señor, por este Soplo Divino del perdón que renueva, transforma y santifica al mundo.


OCTAVA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITADO

CONFIRMA LA FE DE TOMÁS

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo

Ocho días después, los discípulos de Jesús estaban otra vez en casa, y Tomás con ellos. Estando las puertas cerradas, Jesús vino y se puso en medio de ellos. Les dijo: “La paz esté con ustedes.” Después dijo a Tomás: "Trae aquí tu dedo: aquí están mis manos. Acerca tu mano: métela en mi costado. En adelante no seas incrédulo, sino hombre de fe". Tomás respondió: "¡Tú eres mi Señor y mi Dios!" Jesús replicó: “ Crees porque me has visto. ¡Felices los que creen sin haber visto! (Jn 20, 26-29).

Oración: Sentimos arder nuestro corazón por la cercanía de tu presencia viva: ¡Señor mío y Dios mío, aumenta nuestra fe!


NOVENA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITADO ENCUENTRA A SUS

DISCIPULOS EN EL LAGO TIBERÍADES

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo

Al amanecer, Jesús estaba parado en la orilla, pero los discípulos no sabían que era El. Jesús les dijo: “Muchachos, ¿tienen algo que comer? Le contestaron: “Nada” Entonces Jesús les dijo: “Echen la red a la derecha y encontraran pesca” Echaron la rede, y no tenían fuerzas para recogerla por la gran cantidad de peces. El discípulo al que Jesús amaba dijo a Pedro: "¡Es el Señor!". Cuando Pedro oyó que era el Señor, se ciñó la túnica, que era lo único que llevaba puesto, y se tiró al agua. Jesús dijo: "Traigan algunos de los pescados que acaban de sacar"; se acercó, tomó el pan y se los dio, e hizo lo mismo con el pescado. Esta fue la tercera vez que Jesús resucitado se apareció a sus discípulos (Jn 21,4-7. 10. 13).

Oración: Jesús resucitado, que sepamos encontrarte en nuestra vida y hacerte parte de ella.



DÉCIMA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITADO

CONFIERE EL PRIMADO A PEDRO

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo

Después de comer, Jesús dijo a Simón Pedro: "Simón hijo de Juan, ¿me amas más que estos?". Él le respondió: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis corderos" le preguntó por segunda vez: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas?” Pedro volvió a contestar: “Sí Señor, tú sabes que te quiero.” Jesús le dijo: “Cuida de mis ovejas” Insistió Jesús por tercera vez: “Simón Pedro, hijo de Juan, me quieres?” Pedro se puso triste al ver que Jesús le preguntaba por tercera vez si lo quería y le contestó: “Señor tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero.” Entonces Jesús le dijo: “apacienta mis ovejas”(Jn 21, 15).

Oración: Señor vos sabés que te amamos, ayúdanos a demostrarlo con nuestro testimonio y a nuestros hermanos.


DECIMO PRIMERA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITADO ENCARGA A

SUS DISCÍPULOS SU MISIÓN UNIVERSAL

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo.

Los once discípulos partieron hacia Galilea al monte que Jesús les había indicado. Cuando vieron a Jesús, se postraron ante El, aunque algunos todavía dudaban. Jesús se acercó y les habló así: “Me ha sido dada toda autoridad en el Cielo y en la tierra. "Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes. Y sepan que Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo" (Mt 28, 16-20).

Oración: Señor, danos el coraje de anunciarte en nuestra sociedad.


DECIMO SEGUNDA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITADO ASCIENDE AL CIELO

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo.

Jesús les dijo: “Recibirán la fuerza del Espíritu Santo cuando venga sobre ustedes, y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y hasta los extremos de la tierra”. Dicho esto, Jesús fue levantado ante sus ojos y una nube lo ocultó de su vista. Los discípulos seguían mirando fijamente al cielo mientras se alejaba. Pero de repente vieron a su lado a dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: "Hombres de Galilea: ¿Por qué siguen mirando al cielo? Este Jesús que les ha sido quitado y fue elevado al cielo, vendrá de la misma manera que lo han visto partir" (Hech 1, 8-11).

Oración: Gracias Señor, por abrirnos las puertas de tu Reino.


DECIMOTERCERA ESTACIÓN

CON MARÍA LOS DISCÍPULOS ESPERAN AL ESPÍRITU SANTO

Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo

Entonces subieron a Jerusalén desde el monte de los olivos. Entraron en la ciudad y subieron a la habitación superior de la casa donde se alojaban. Los apóstoles estaban íntimamente unidos, perseveraban juntos en la oración, en compañía de algunas mujeres, de María, la Madre de Jesús, y de sus hermanos (Hech 1, 12.14).

Oración: Jesús, gracias por darnos a María como Madre, que ella nos enseñe a meditar y vivir tu Palabra.


DECIMOCUARTA ESTACIÓN

JESÚS RESUCITADO ENVÍA A LOS DISCÍPULOS

EL ESPÍRITU SANTO


Te adoramos, Cristo resucitado, y te bendecimos.

T: Porque con tu Pascua diste la vida al mundo

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De pronto, vino del cielo un ruido, semejante a una fuerte ráfaga de viento, que resonó en toda la casa donde se encontraban. Y vieron aparecer unas lenguas como de fuego que descendieron por separado sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía que se expresaran. (Hech 2, 1-4).

Oración: Que tu Espíritu Santo fortalezca nuestra fe, aumente nuestra esperanza, y nos haga vivir en caridad.


BENDICIÓN SOLEMNE

Dios fuente de luz, que nos ha mandado el Espíritu consolador bendice nuestras familias y trabajos.

T: Amén.

El Señor resucitado les comunique el fuego de su Espíritu y los ilumine con su sabiduría.

T: Amén.

El Espíritu Santo, que ha reunido pueblos diversos en una única Iglesia, los vuelva perseverantes en la fe y felices en la esperanza de vivir un día todos juntos en su Reino.

T: Amén.

Y la bendición de Dios omnipotente, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes, y permanezca para siempre.

T: Amén.


Canto final: ¡Resucitó, Resucitó, Aleluya!




Las 14 imágenes del Via Lucis pueden conseguirse en www.parishofstluke.net/prayer/vialucis/

Para los que quieran tener un folleto del Via Lucis con las 14 estaciones breves, por favor díganme y se los puedo enviar por mail, porque no pude subirlo acá.

Y que nos animemos a rezarlo!!!!



VI

6 comentarios:

Angelo dijo...

aconsejado por tí, hace algunas semanas también lo propuse, pero de forma más corta. Tú nos ofreces la forma de rezarlo enteramente. Muchas gracias. Mucha gente lo desconoce.Un beso

eligelavida dijo...

Es precioso, y una ocasión para meditar sobre el fundamento de nuestra fe. Un abrazo!

Angelo dijo...

Una entrada en tu página para decirte a tí y a Juan. ¡¡¡¡¡ que os hecho muchíiiiiiisimo de menos!!!!, deseo que vuestra ausencia solo se deba a falta de tiempo y no de otro tipo de adversidad. Contad siempre con nuestras oraciones y con mi amistad para todo aquello que os pueda ayudar. Un fuerte abrazo y que Dios os bendiga.

GISELA VELASQUEZ dijo...

HOLA SOY GISELA PROFE DE FORMACION RELIGIOSA, PODRIAN PASARME EL FOLLETO DEL VIA LUCIS POR CORREO: namigisel@hotmail.com. Gracias. Muy bueno el aporte sobre el via lucis

Benyamine Flores dijo...

hola, me interesó tu publicación y me gustaría que me ayudaras con el folleto del via lucis grax y bendiciones licbenyaminhe@gmail.com

COMUNIDAD PINARDI dijo...

hola buen dia, somos una comunidad juvenil y para la fiesta de pentecostes queremos compartir en un gran encuentro de jovenes esta orcion lo estamos preparando y en buena hora encontramos tu blog... te agrdeceriamos si es posible nos envies los demas recursos que tengas al correo comunidadpinardi@hotmail.com. mil gracias bendiciones.....