Misa a las apuradas

El domingo pasado fuimos a Misa como siempre a las 12. Usualmente dura un poquito menos de 1 hora, entre 50 y 60 minutos. Esta vez duró 35 minutos. Miré el reloj, 12 y 35 ya había terminado, parece que el padre andaba apurado... porque la misa fue a las corridas.
Me enojé bastante, para los que vamos a misa sólo los domingos, y eventualmente alguna vez en la semana, esperamos que la misa dure lo que tenga que durar. En 35 minutos no hay tiempo de vivir bien la misa, o al menos como a mí me gusta y a muchos.

Me acordé de algo que había leído sobre las misas del Padre Pío, San Pío de Pietrelcina, que duraban 2 horas!!! y lograban convertir a ateos, protestantes, etc, en fervientes católicos y contagiaban a todos del Amor de Dios que el mismo santo vivía tan intensamente, tan unido a Jesús estaba. La gente iba de todos lados para poder participar de sus misas, perdía toda noción de tiempo y de lugar y todos los presentes se sumergían de forma particular en el misterio del sacrificio de Cristo. Aunque no existía diferencia esencial en la celebración de la Santa Misa de cualquier otro sacerdote, porque el sacerdote y la víctima es siempre Cristo, con el Padre Pío la imagen del Salvador -traspasado en sus manos, pies y costado- era más transparente.

Ahora bien, volviendo a lo que me toca, pienso, porque desconozco, si habrá algo establecido sobre la duración de la Misa. Sé que Jesús se está entregando en la cruz por cada uno de nosotros en cada misa que se celebra y puedo suponer que no debe estar bien tener interés en terminar rápido la Misa, el Misterio y el Milagro más grande que tenemos acá en la tierra, al alcance de todos los que querramos participar. Dicen que cuando el Padre Pío fue amonestado por hacer las misas "tan largas" él preguntó si acaso se podían poner relojes en el Calvario...

Apuro de qué? Si es lo mejor que tenemos...
Es que no nos damos cuenta, todo tan rápido tiene que ser?... y de cuántas gracias que se derraman en cada Misa nos estaremos perdiendo...

Aconsejo leer y releer este escrito sobre revelaciones de la Santa Misa a Catalina Rivas, es imperdible, nos cambia la forma de vivir la Misa, tanto desconocemos del Santo Sacrificio! Y si pueden, impriman y regalen el folleto!

6 comentarios:

betty dijo...

Florencia:

Es Lamentable, por eso siempre rezo "Señor danos buenos sacerdotes"... cuantas almas se pierde por estas actitudes, debemos rezar mucho, es incomprensible.....
y tiene mucha de estas actitudes .......

chelo dijo...

Hola Florencia. Ya que lo menciona al Padre Pío, le comento que existe una hermosa biografía de Enrique Calicó sobre el gran capuchino en gratisdate.org
Lo que cuenta pasa, todo el tiempo, lamentablemente. Cuando no es a las apuradas, parececiera que la monotonía ha ganado el corazón del sacerdote. El padre Alfredo Sáenz (un gran escritor, jesuita argentino, vivito y coleando)tiene un lema: "Celebro esta Misa como si fuese la primera, la única, la última". Saludos!

Emi dijo...

Coincidiendo con la misa de uds en Tandil, ayer acá en Saladillo también "nos sacaron con fritas"! Qué está pasando?? Semejante oportunidad para acarrear almas, y así a las apuradas?? Si bien podemos pensar que lo que importa es la calidad y no la cantidad, hay gran parte de la misa que merece tiempo de meditación, para "saborear" lo que nos está regalando el Señor, tan desinteresadamente...Esperemos, mediante nuestro rezo (a Dios rogando y con el mazo dando) que se revierta esta tendencia...Besos a la flia!

Florencia dijo...

Hola Betty, Chelo y Emi, gracias por sus palabras!
Bien cierto es que tenemos que rezar por nuestros sacerdotes, por su fidelidad al Evangelio y a la misión que Jesús les ha encomendado. Y a la vez agradecer porque los tenemos!!!
También rezar por nuestras comunidades, porque nosotros como laicos tenemos que llevar luz al mundo, y cada vez somos menos en las Misas...
Rezar, rezar, me cuesta montón, pero es el camino seguro y el arma más poderosa que tenemos.

Jean dijo...

yo creo que los sacerdotes, como cualquiera de nosotros, tambien son vulnerables al mundo en el que vivimos, y se van acostumbrando, a veces se cansan, se extravian un poco... es lo que me pasa a mi, como ser humano debil, a ellos quizas tambien. Claro que su responsabilidad es mayor, porque es pastor de almas, pero no me tengo que olvidar yo de vivir la misa perfectamente en mi corazon, aunque sea rápida... más allá de la falta de devoción o lo que fuera , del sacerdote, (nos toca juzgar eso?) el sacrificio de Jesús en ese momento es real y actual, entonces nuestra actitud tiene que estar toda entera en ese hecho...Así me parece a mí...
Algún santo dijo que el corazón puro saca provecho de todas las cosas, buenas y malas.

Florencia dijo...

Buenísimo tu comentario, Jean. No me quise poner a juzgar al sacerdote, seguro que no. Me quedo pensando en tu comentario, porque lo comparto muchísimo, y para cuando me toque otra vez participar de una misa "rápida":
"no me tengo que olvidar yo de vivir la misa perfectamente en mi corazon, aunque sea rápida... más allá de la falta de devoción o lo que fuera , del sacerdote, (nos toca juzgar eso?) el sacrificio de Jesús en ese momento es real y actual, entonces nuestra actitud tiene que estar toda entera en ese hecho..."
Gracias!!