Muy triste




La verdad que me siento mal. Hoy es un día feo para mí, y no sólo para mí, lo es para muchísimos argentinos. Luego de más de un mes de debates, y mucha oración, el congreso aprobó la ley del mal llamado matrimonio homosexual. No les alcanzaba con la unión civil, noooo! tenían q tener el matrimonio!
A pesar de que la gente se venía manifestando en las provincias pacíficamente, y eso q fueron decenas de miles de personas a favor de la familia con madre y padre. Y que antes de ayer más de 200 mil personas (aunq la prensa dijo 50 mil) se juntaron frente al congreso a defender la familia como institución básica de toda sociedad sana.

Pero no importó, no fuimos escuchados.



Y no sólo eso, lamentablemente hubo atropellos para tirar para arriba, blasfemias y calumnias a la Iglesia y a nuestros pastores, los obispos. Incluso los manifestantes gays le tiraron huevos y naranjas, aparte de insultarlos, a un grupito de católicos que rezaban el Rosario frente al congreso. Y se tuvieron que ir, algunas mujeres llorando.

Que rabia que tengo, ya son casi las 5 de la tarde y no me puedo sacar todo esto que siento desde que nos enteramos del resultado de la votación, hoy a la mañana. Siento que ahora sí que se nos viene todo encima, toda la basura. Pienso mucho en los españoles. Pero mal de muchos no sirve de consuelo, al contrario aumenta aún más mi dolor. Y encima veo q vamos para el mismo lado, ellos llevan 25 años de aborto legal, 5 años de "matrimonio" homosexual, es un horror, pero ya me veo venir la ley del aborto acá, y no la primera q tenían en España, sino la q acaba de entrar en vigencia, esa terrible, ésa es la quieren aprobar en Argentina, y lo van a hacer, es cuestión de meses.
Encima el año q viene empiezan con la educación sexual en las escuelas, según la nueva ley, ayyyyy que desastre!!!!! adónde vamos a ir a parar. Es que no me lo puedo creer, por qué hemos
caído tan bajo. Lo q me queda de consuelo es que la gente del interior, que para mí es la verdadera Argentina, dejó demostrado en todas las manifestaciones que se hicieron, y en la cantidad de firmas que se juntaron, que estámos todos por la familia, que los valores cristianos de la familia y de la vida, no nos los pueden quitar así como así! La gente está muy dolida. Hoy es un día muy triste para los argentinos de bien.

Las cosas q tenemos que soportar, por favor! A la mañana no podía encontrar una radio que se pudiera escuchar, todas festejando y diciendo todo tipo de barbaridades, ni Radio María, ya q con este tema de los homosexuales no fueron fieles a la postura de la Iglesia sino q daban todo el tiempo sus propias opiniones, lo mismo ya habían hecho cuando trataban el aborto, relativizando todo, (yo les escribí al igual q mucha gente, pero no obtuve respuesta) lo sentimos muchísimo ya que sabemos que en otros países Radio María es una herramienta de la Iglesia y no se aparta de su doctrina. Dentro de todo al final terminé escuchandolos a ellos (RMaría) que gracias a Dios, hoy estuvieron bastante acertados en los comentarios, ojalá sigan así.

Una de las cosas q mas me angustió fue abrir el facebook, y encontrar varias banderas multicolores gays entre mis conocidos, y muchos comentando y festejando "el avance de nuestro país" Tristísimo. Me dieron ganas de no entrar más. Que tienen en la cabeza, cómo pueden creer q esta ley es inofensiva, por favor, entiendo q festejen los gays, pero la gente "normal", muchos padres y madres de familia, nooooo!!!

Esto es como un desahogo, sé que quedó muy desprolijo, sólo pido a los q me lean, una oración por nuestro país, y por toda la gente que hoy siente que esto es el reino del revés.

11 comentarios:

ale dijo...

Hola Flor: Quiero que sepas que comparto tu dolor, frustración y de alguna manera, hasta angustia por el futuro que se acerca para nuestros niños...yo también estoy muy triste, y como le decía a mi esposo, yo se que al final el bien y la verdad van a triunfar, pero porqué tiene que ser "al final"?...eso no me gusta...me gustaría pensar que triunfarán desde ahorita...:( Hay tanta ignorancia y desinformación en el mundo que el maligno se aprovecha perfecto de esto para seguir haciendo de las suyas y qué dolor ver que todas las leyes tan nocivas para la humanidad como el aborto y ésta de las uniones homosexuales, se autorizan y ponen en vigor tan rapidamente, pasando por alto todo...ya ves en España, todo lo que hicieron nuestros amigos para parar la ley del aborto y nada!...:( ...claro que hay esperanza y claro que donde abunda el mal, sobre abunda la "gracia"...pero si quería decirte que estoy igual de triste que tu y desde hace mucho, al ir viendo como la gente está tan equivocada en algo que es tan torcido. Te mando un abrazo y a seguir rezando y preparando a nuestros hijos para que sean los que continuen formando familias cristianas, unidas y con temor de Dios. Besos! Ale

Anónimo dijo...

los argentinos "de bien"?? "la gente normal"? a mi lo que me escandaliza es oir esto

E. Baregó dijo...

No se desilusione hermana mía. Si bien causa indignación que el ser humano le llame bueno a lo malo y malo a lo bueno como dice el Apóstol San Pablo. Como Católicos debemos seguir. La Verdad siempre será verdad independientemente que no se le reconozca y aunque la mayoría la rechace, siguirá siéndolo.

Dios le bendiga.

Theo dijo...

Hola. Ánimo, esos demonios no van a vencer, hay que redoblar sacrificios, la VERDAD triunfará. Gracias.

Mayte dijo...

Paz a tu corazón Flor.
Desde España te digo que comprendo muy bien lo que sientes y es normal.
Pero no hay que dejar que sentimientos negativos enturbien el alma. No hay que dar pie al enemigo para que a través de todo ésto cause frustración, derrota, oscuridad o desesperanza.
Nosotros los católicos tenemos el corazón puesto en Dios aunque tengamos que vivir en este mundo. Pero sabemos que el príncipe de este mundo está ya derrotado por la Cruz de Cristo. Por eso toca ser más valientes que nunca. Ante el desespero ,esperanza, ante la aparente derrota, valor . Ante tanto mal oración, perseverancia, y lo más difícil caridad hacia las personas que viven en la oscuridad. Jesús dijo "no he venido a los sanos sino a los enfermos" y toda su vida vivió rodeado de pecado. Por eso nosotros siguiendo su ejemplo intentemos llevar la luz a todas las personas. Pero el camino no es la exclusión, el juicio ni el resentimiento. El único camino es el Amor ,la caridad.
Creo que una de las trampas del maligno con todo ésto es no sólo el mal en sí mismo que consigue sino el que nos hace a la Iglesia si nos dejamos embaucar por esos sentimientos negativos que nos enturbian el alma para llevar la buena nueva.
¿Qué podemos hacer tú y yo? Vivir el Evangelio con alegría en nuestras familias, en la sociedad. No dejar de gritarlo a los cuatro vientos. Pero siempre con paz en el corazón. Atacando el pecado pero amando al pecador. Yo creo que es el camino. Y por encima de todo la oración. El Señor tiene el corazón de cada hombre en sus manos y yo le pido que saque a cada uno del abismo como una vez hizo conmigo. Yo también estube muy perdida una vez a punto de ser pasto del demonio y sin embargo no permitió que tropezara mi pie. Me salvó del abismo. Así lo pido para todos. Y confío.
Dios te bendiga.

Mayte dijo...

Y por último qué clase de evangelizción verdadera llevaremos a cabo si con una mano defendemos el Evangelio y con la otra intentamos imponerlo con barra de hierro, crítica, exclusión, intransigencia... Jesús no obró así. El vivió el Evangelio que vino a traernos con paz sin violencia amando hasta dar su vida en la Cruz. No levantó el puño contra nadie. No insultó ni amenazó... dijo la Verdad pero con Amor, derrotó al pecado con Amor. El dió su sangre también por esos a los que a veces consideramos nuestros enemigos. El dijo que amaramos a los enemigos... Aquí está nuestra purificación y reto personal.
A mí me horroriza la ley del aborto y siempre que pueda me manifestaré en contra pero mi corazón se enternece por esas pobres mujeres que se verán embaucadas por esta sociedad, engañadas, abandonadas algunas, ignorantes otras pero que pagarán con un dolor inimaginable ya en esta vida su pecado. También por los políticos que , embaucados por el demonio se han dejado llevar. Por todos los que luchando por defender la vida perdemos el alma en el camino si nos falta el amor.
Perdona el atrevimiento de mis palabras pero tenía que decirlo.

BLOGUEROS CON EL PAPA dijo...

Hola querida Florencia. Es cierto que es muy triste, y como bien dices, en España hemos pasado ya por lo mismo, tampoco hemos sido escuchados a pesar de las manifestaciones masivas.

Nos queda permanecer unidos en la oración hermana.

Mucho ánimo.

CHRISTUS VINCIT
MARIA VINCIT

BLOGUEROS CON EL PAPA dijo...

lo olvidaba, pásate cuando puedas por el blog, hemos subido una encuesta-compromiso de oración en el lateral, para orar todos unidos.

Un abrazo.

berta de Escobar dijo...

Hola Flor, desde Chile vivo lo mismo que tu... la frustración es la misma y lo que es peor que las voces de estos pseudo grupos alteran la paz y la tranquilidad de nuestras familias. Lo importante es recordar lo que le dijo Dios a Lot cuando lo de Sodoma y Gomorra: por amor a un justo no las destruiré y así fué, como no encontraron a nadie lo suficientemente bueno, el Señor hizo justicia. No deseo sonar apocaliptica, pero, los problemas que tienen como pais los españoles se los merecen. El Señor destruye para volver a plantar. Sólo debemos esperar y seremos juzgados en el amor. Los catolicos somos claros, pero no groseros, dóciles pero no imbeciles. Al Señor daremos respuesta. Ellos (los abortistas, etc.) deberan encontrarse con el Señor cara a cara y Él les pedirá cuentas. Nada más.

eligelavida dijo...

¡Qué pena! Parece que la influencia europea es muy fuerte en el continente americano... para mal.

Anónimo dijo...

No creen ustedes que el Estado debe de ser de todos. Y no debería discriminarse ningún colectivo minoritario. Les guste o no Argentina no es Católica, es una República y por tanto debe de garantizar la libertad de los individuos.
¿Acaso no creen que los homosexuales tienen derecho a casarse si esa es su voluntad?
Quien niegue la libertad de una persona/colectivo está siendo intolerante y por lo tanto no está siendo cristiano.