¿Halloween? No, gracias!

El otro día en el encuentro de catequesis surgió el tema de halloween. Acaba de acercarse María a la compu  y la dejo para que ella lo cuente (sí, María al teclado haciendo de bloguera! jaja)

 Una amiga me quiso invitar a la fiesta de  halloween  pero como yo ya sé el tema, le dije que no iba a ir . Y el tema ahora se los voy a contar, resulta que una noche de halloween nosotros no sabiamos que era la noche de halloween, y la veniamos a buscar a Tere  a la casa de una amiga, entonces vinieron unos nenes vestidos de  diablo, y de muchas cosas feas. Y nosotros nos asustamos hasta mamá se asustó y cuando nos fuimos nos quedamos hablando de eso.   Entonces estabamos en el encuentro y alguien dijo la palabra: halloween. Y mamá les explico. lo que yo les explique que halloween es malo. y por que es malo? porque son cosas feas, digo que son como del mal como del diablo como el nene que venia disfrazado de diablo  y a nosotros  no nos gusta halloween y justo ahora  estamos  con la idea de poder ir disfrazados de santos, princesas, hadas y repartir estampitas.

 

Aunque salte a simple vista que el mensaje de amor, caridad, paz y esperanza que nos trajo Jesús es totalmente opuesto a estas imágenes sangrientas, que retratan a brujas, hechiceras, muertos andantes, diablos, vampiros y demás engendros que nada tienen de constructivo, la mayoría de la gente se engancha y motiva o simplemente permite a sus hijos festejar halloween por considerarlo algo divertido e inocente.  Pero... nada más alejado de la realidad. Halloween es, por sí misma, una "celebración" de la maldad. Es un hecho que en los últimos años está cada vez más difundido, y como se conoce poco y nada sobre los orígenes del halloween quisiera aclarar algunas cosas que me parecen muy significativas y para nada inocentes, más aún, totalmente contrarias a nuestra fe y nuestros valores cristianos.

El halloween tiene un origen pagano. Esta celebración se le atribuye a los celtas, y se llamaba originalmente "Samhain", que entre otras cosas, tenía como objetivo dar culto a los muertos. En el año 840, el Papa Gregorio IV ordenó que la fiesta de "Todos los Santos" se celebrara universalmente el 1 de noviembre. Como fiesta mayor, tuvo su celebración vespertina en la "vigilia" para preparar la fiesta (el 31 de octubre). Este vigilia o tarde del día anterior a la fiesta de todos los Santos, dentro de la cultura inglesa se llamó "All Hallow's Even" (Vigilia de todos los Santos). Con el tiempo su pronunciación fue cambiando para terminar con la palabra que hoy conocemos: "halloween". Por otra parte, ya desde el año 998, San Odilón, abad del monasterio de Cluny (en el sur de Francia) había añadido la celebración del 2 de noviembre, como una fiesta para orar por las almas de los fieles que habían fallecido, por lo que fue llamada fiesta de los "Fieles Difuntos".Pero el halloween tiene de cristiano solamente un nombre deformado, porque la esencia de la fiesta de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos es totalmente distinta a las costumbres anglosajonas, que han tomado elementos de la brujería, el ocultismo, la superstición y demás, para convertirlos en lo que ha sido desde hace años parte de la cultura estadounidense que tanta facilidad tenemos los argentinos y otros países, para adoptar, aunque tan poco tengan que ver con nosotros.

El originario "Samhain" es llamado hoy día el "Festival de la muerte" y es reconocido por todos los satanistas, ocultistas y adoradores del diablo como víspera del año nuevo para la brujería.
Anton LaVey, autor de "La biblia satánica" y sumo sacerdote de la iglesia de satanás, dice que el día más importante para los seguidores del maligno es el de halloween. LaVey dice que en esta noche los poderes satánicos ocultos y de brujería están a su nivel de potencia más alto, y que cualquier brujo u ocultista que haya tenido dificultad con un hechizo o maldición, normalmente puede tener éxito el 31 de octubre, porque satanás y sus poderes están en su punto más fuerte esta noche. Estos seguidores del príncipe de la mentira aseguran que durante la noche de halloween los ángeles caídos, así como toda clase de espíritus malignos, recorren el mundo entero.

Por otra parte el 31 de octubre, de acuerdo con la enciclopedia "World Book", el halloween es la víspera del año nuevo para la brujería y dice que es el principio de todo lo que es "frío, oscuro y muerto". El halloween está directamente ligado al ocultismo. Es un hecho registrado y documentado que en la noche del 31 de octubre en Irlanda, Estados Unidos y muchos países de hispanoamérica se realizan misas negras, cultos espiritistas y otras reuniones relacionados con el mal y el ocultismo.
 

Sé que a nuestros hijos debemos explicarles de manera sencilla y clara, pero firme, lo negativo que hay en el halloween y la manera en que se festeja. Es necesario decirles que Dios quiere que seamos buenos y que no nos identifiquemos ni con las brujas ni con los monstruos, pues nosotros somos hijos de Dios. Para imitar y festejar están nuestros santos, que nos han dejado todo su ejemplo de vida siguiendo a Jesús, siendo fieles al Evangelio, y que interceden por nosotros ante Dios. ¿Necesitan más motivación? Si nuestro principal objetivo es ganarnos el Cielo, cómo vamos a dejar a nuestros chicos que participen de algo que está directamente relacionado con el principal enemigo... Yo?, no gracias!!!!! 

Pero en cambio hay algo que podemos hacer: Hoy fui al colegio a hablar de este tema a ver si nos pueden dar una mano difundiendo esta opción de "noche blanca", porque seguramente los chicos querrán salir con sus amigos en la noche de halloween. Vean esta propuesta que se está ofreciendo como alternativa en varias páginas católicas desde hace algunos años.

Los chicos pueden disfrazarse de ángeles, santos, o también con sus disfraces de princesas, o personajes de tv (si son positivos) y preparar tarjetas con frases (tipo Dios te ama, o citas bíblicas, etc, etc) oraciones y estampitas y pasar de casa en casa, para, en lugar de hacer el "obsequio o truco", regalarlas en los hogares que visiten, diciendo que las entregan porque los católicos tendremos muy pronto una fiesta muy importante en la que se celebra a todos aquellos que fueron como nosotros deberíamos ser: los Santos.



Aunque este cambio puede que no sea fácil, en algunos países ya se está implementando y año a año tiene más aceptación. Es necesario vivir congruentemente con nuestra fe, y no permitir que los más chicos tomen como algo natural toda la connotación negativa del halloween. 

Más información en:

 aciprensa

buzoncatolico

catholic.net

5 comentarios:

Angel dijo...

me alegra un montón que toques este tema. A ver si de una vez nos atrevemos a denunciar tanta costumbre bárbara y sin sentido. Para nosotros está la alegría de todos los santos, el gozo de los que han vivido una vida al servicio del amor. Genial. Te felicito. Opino exactamente igual que tú. Mi esposa y mis hijos se alegraron mucho de ver a Juan y tus hijos. Tenemos una foto muy parecida cundo los nuestros estaban así. Vereis que rápido pasa el tiempo. Os queremos Habeis entrado de lleno en nuestros corazones. Que Dios os bendiga.

Luis y Mª Jesús dijo...

Me parece interesantísimo explicar a los niños el significado de cada fiesta. En España nunca ha tenido tradición, pero ahora parece que también afecta la globalización. Vamos a tener que hacer como en Carnaval que salimos de viaje a un sitio interesante y así queda eclipsado lo demás. Este año estamos haciendo cuentas para ver si nos da para ir con los 5 pequeñoa a Disney World Orlando pero no sé porque es muy caro.
De momento en casa se identifican estas fiestas con ir al cementerio a visitar al hermanito José y a los abuelos, ya veremos cuanto dura.
Tu niña promete de bloguera ¡qué encanto!.
Besos

Guerrera de la LUZ dijo...

Qué linnnnda tu pequeñita, es ideal.

La noche de halloween es bueno encender velas blancas bendecidas en casa y desagraviar con oración. Literalmente es la fiesta del diablo y cuánta gente que no lo sabe y se apunta a un bombardeo, como se dice aquí.

Un beso Flor!

Àngel dijo...

Jajajaj que guay el testimonio de tu pequeña!!!

Yo en el colegio no soportaba el carnaval y ese día una amiga de mi padre nos preparaba chocolate y no ibamos esa tarde....

En fin... Un abrazo

Alejandra dijo...

Flor!, excelente explicación, la voy a platicar en casa...te mando un abrazo!... Ale