Cinco casos para elegir la vida

Estos son cinco casos reales, sus protagonistas existieron de verdad. Muchos han sido usados como argumento en el extenso debate pro vida desde hace años. Me pareció bueno para compartir y reflexionar.

Los casos:

1.- El padre es asmático, la madre tuberculosa. Tienen cuatro hijos. El primero es ciego, el segundo es sordo, el tercero murió y el cuarto tiene tuberculosis. La madre está embarazada nuevamente. ¿Recomendarías el aborto? 


2.- Un hombre blanco viola a una niña negra de 13 años y ella queda embarazada. ¿Recomendarías al padre de la niña que la hiciera abortar? 

3.- Una señora queda embarazada por tercera vez,  los médicos desaconsejan  llevar hasta el final su tercer embarazo porque está en peligro su vida y la integridad del niño.  Ya tiene otro hijo, su esposo está en la guerra y a ella le queda poco tiempo de vida. ¿Recomendarías el aborto? 

4.- Un ministro y su esposa enfrentan graves problemas económicos y ya tienen 14 hijos. ¿Recomendarías el aborto? 

5.- Una joven está embarazada, no es casada y su prometido no es el padre del niño. ¿Le recomendarías que abortara? 

Si has contestado que sí en cualquiera de estas situaciones,  

En el primer caso hubieras matado a Beethoven. En el segundo, no habría existido Ethel Walters, una de las cantantes de color más famosas del mundo. En el tercero no habría nacido el Papa Juan Pablo II. En la cuarta situación se hubiera aniquilado a Juan Wesley, uno de los grandes predicadores del siglo pasado. En el quinto no tendríamos a Jesús, hijo de Dios, nuestro Salvador



http://www.vidahumana.org

6 comentarios:

Juan dijo...

Son situaciones dificiles y tristes, pero mucho más triste es que hoy se piense en la opción de abortar. Eso es lo peor. Qué hermosas esas familias con fé, abandonadas realmente a Dios, sencillas en sus convicciones y modo de vivir, generosos hasta el heroismo, y viviendo la vida como algo que no les pertenece, sino que simplemente se deben por entero al que los nutre de vida a diario, a Dios, en el cual nos movemos y existimos y sin el cual nada podemos hacer.

Emi dijo...

Buenas!! Hermosos e impactantes ejemplos!! El solo hecho de pensar que Dios, como para cada uno de esos hijos "casi abortados" del texto, tiene una misión, un plan irreemplazable e irrepetible, para cada uno de sus hijos concebidos, nos debería sacar de toda duda respecto a la decisión de defender una nueva vida q se está gestando...Se que hay casos difíciles, como dice Juan...pero a los ojos del hombre! Pidamos ayuda a Dios para que nos ilumine y podamos siempre defender la vida, las nuevas vidas que se gestan y tienen un lugar en este mundo! Besos y saludos desde Saladix!

Angel dijo...

He puesto un video en el que tu blog forma parte. Gracias

eligelavida dijo...

¡Qué fuerte! Es cierto que hay muchísimas situaciones dramáticas en la vida, pero ¡NADA justifica el asesinato de un ser inocente que se encuentra en el lugar que tendría que ser el más seguro del mundo para él! Un saludo.

Alejandra dijo...

Hola Flor!!! a mi por eso me encanta ser católica, tener Fe y pedirle a Dios que me de más Fe cada día...porque en todas estas situaciones que planteas, para una una persona que cree que la vida la da Dios y solo la quita Dios, pues no hay dilema, no hay duda..es siempre un SI a la vida a pesar de todo, en eso es en lo que yo creo y aunque se que se dice fácil y a la mera hora no es nada fácil, se también que Dios nunca va a dar una cruz que uno no pueda cargar...claro con su ayuda!...un beso y luego te escribo más :) Ale

Luis y Mª Jesús dijo...

Buenísimo, y aunque no fuera así y naciera un ciego, manco, tuberculoso, no se podría matar.
Un abrazo