Buscando el equilibrio


Con este tema de la epidemia de gripe A, veo que la gente reacciona de maneras bien diferentes. Por un lado hay personas que se llenan de miedo, tienen terror a contagiarse el virus, y toman todos los recaudos que pueden para evitarlo. Pero a veces esos recaudos son exagerados, y el miedo con el que viven este momento les hace mal, de hecho ya se está viendo un aumento en las consultas a psicólogos y psiquiatras por casos de fobias, pánico y demás enfermedades relacionadas.
Por el otro lado está la gente que simplemente no cree en la gripe A. No hacen caso a las recomendaciones, salen y hacen todas las cosas como si nada pasara, se ríen de los que se cuidan de saludarse, o los que se lavan obsesivamente las manos a cada rato. Están todos paranoicos, dicen. Incluso hemos escuchado decir a alguien q viajaba en el fin de semana largo q se implementó como medida sanitaria, y que se pedía que no se usara para hacer turismo, que no pasa nada con la gripe A, si es un invento del gobierno... Lo malo es que este tipo de actitudes nada ayuda a salir de la epidemia. 
En lo personal, sobretodo al principio de esto, creo que me situé, sin caer en extremos, más del lado de los miedosos que de los despreocupados, mal que me pese. Luego fueron pasando los días, y gracias a Dios, fui tomando las cosas de otra manera. Con más calma, con más fe. Considero que soy de las que se preocupan bastante por los peligros existentes, sobretodo desde que soy madre. Pero intento poner a Dios por encima de todo y, como rezamos en la oración por la epidemia, “poder tener prudencia y serenidad para actuar con mucha responsabilidad y así evitar ser contagiados o contagiar.”
 
Ya han pasado 4 semanas de estas vacaciones forzosas, vamos por la 5ta. La semana que viene empiezan, supuestamente, las clases. Hay quienes temen que haya un rebrote de la enfermedad, de hecho el virus todavía no se fue, ni se va a ir según dicen…
Ahora me encuentro en el punto de no saber si mandar a los chicos al colegio y al jardín. No sé realmente si exagero en no querer mandarlos, o si es una actitud responsable de querer cuidarlos, sobretodo teniendo en cuenta que tenemos al bebé que todavía es muy chiquito. Todavía nos quedan unos días, veremos que decidimos. Dios dirá. 
¿Algún consejo?

7 comentarios:

juan dijo...

es dificil el tema! teniendo bebés en la casa se complica, porque se ve que la escuela es un lugar perfecto para el contagio, y los chicos llegan con las pestes a casa, ya lo tenemos experimentado.
Lástima que el gobierno no es lo cauto que debería, ni lo responsable, ni informa con la verdad, etc etc etc etc etc etc...
Asi que usaremos del sentido común como padres: Nadie manda a su hijo por el camino donde hay un pozo, más vale dar un rodeo. La educación empieza en casa dicen, en el peor de los casos la escuela podría esperar, primero está la salud.

Emi dijo...

Reapareciendo en el blog a pedido del publico!! Coincido bastante con Juan...cuando uno es padre, y sobre todo de ninos pequenos (sin eniiie en la pc!!), la reaccion ante estas situaciones cambia respecto de ser solo adultos en el hogar...Creo q hay q ser precavidos, si desde afuera no se toman medidas serias, deberemos tomarlas nosotros...es cosa seria..Besos y un abrazo desde...Saladix City!!

Florencia dijo...

Gracias por tu comment Emiii, revivió el blog, ahora ya es otra cosaaaa!!!!!
Un beso para todos, allá por los pagos de saladix city (me reí mucho, jaja)

Alejandra dijo...

Hola Florencia!...esto que platicas es lo mismo que vivimos en Mexico, en relación a las reacciones a veces tan opuestas de la gente. En la oficina había gente que se burlaba de los que traíamos "tapabocas", o te daban un "sermón" (discurso largo y cansado) de que no servía de nada y por otra parte había gente que cuando alguien estornudaba, corría al otro lado. Yo pasé por todas las etapas, la del pánico hasta la de "ya estoy cansada de cuidarme" ...claro yo no tengo hijos y reconozco que tu dilema ahorita es algo serio, así que me uno al grupo de los de: "más vale prevenir" pero también, como bien lo haces tu...confiar en Dios en donde ya no puedes hacer más. Un beso a tu familia! Ale

Florencia dijo...

Hola Ale: me acordaba de lo que me contabas de México cuando escribía esto. Y ahora cómo va todo por allá? Es cierto que hay rebrote? Uno de nuestros problemas es que no sabemos si la información que nos dan es real, es por eso que ahora me encuentro en esto, pero bueno, esperaremos unos días o semanas a ver que pasa...

Siguen los preparativos para el casamiento??? qué emociónnnnn!
Besos

Andrea Rodil de del Valle dijo...

Hola!! Acabo de conocer tu blog y me ha encantado!!! En este momento pongo el enlace en el mío.
Con eso de la Gripe A, hay que tomar medidas, pero si exagerar. Yo vivo en Guatemala, también acá suspendieron las clases, pero no por eso se acabó la epidemia. A dos de mis hijos les dió la semana pasada, unos días en cama, cuidados como de gripe fuerte y se acabó.
El virus no se va a ir, solo hay que tener cuidado y no dejar pasar los síntomas. Lo peligroso es cuando se complica, allí ya es difícil curarse.
Un abrazo desde Guatemala.

Alejandra dijo...

Hola Florencia! Te mande un mail, espero que lo recibas. besos, Ale