Superarse a uno mismo

Esta frase no es mía (obvio!) pero hacía mucho tiempo me había gustado, la había adornado y pegado donde trabajaba. Ayer apareció Silvina (mi hermana) que la había encontrado y luego la había perdido (oh!) y bueno, empecé a recordarla y pude encontrarla por la internet. Así que acá la pego, a ver que les parece:

Estan los que usan siempre la misma ropa.
Estan los que llevan amuletos.

Los que hacen promesas.
Los que imploran mirando al cielo.
Los que creen en supersticiones.
Y estan los que siguen corriendo
cuando tiemblan las piernas.
Los que siguen jugando
cuando se acaba el aire.
Los que siguen luchando
Cuando todo parece perdido.
Como si cada vez fuera la ultima vez.
Convencidos de que la vida misma es un desafio.
Sufren.
Pero no se quejan.
Porque saben que el dolor pasa.
El sudor se seca.
El cansancio termina.
Pero hay algo que nunca desaparecera:
La satisfaccion de haberlo logrado.
En sus cuerpos hay la misma cantidad de musculos.
En sus venas corre la misma sangre.
Lo que los hace diferentes es su espiritu.
La determinacion de alcanzar la cima.
Una cima a la que no se llega
Superando a los demas.
Sino superandose a uno mismo.


El mundo esta en las manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños.

2 comentarios:

Silvina dijo...

¡GRACIAS! A mi me afecta de forma especial pero creo que a todos les debe mover algo en su interior.
Que linda foto tb!

Florencia dijo...

De nada, lo que no me pude acordar es que tenían que ver los pescados con la frase... seguro que nada!
La foto no es mía, aclaro.
Y sí, creo que los cambios se producen a todo nivel cuando las personas nos jugamos por nuestros sueños, si nos quedamos cómodos con las cosas tal como son, nunca nada va a cambiar, nada distinto va a pasar.
Hay una frase q conozco hace montón y me la he recordado tantas veces: "Esperar es creer que algo nuevo es posible, y jugarse para que eso suceda"