NADA TE TURBE


Nada te turbe,
nada te espante;
todo se pasa,
Dios no se muda;
la paciencia
todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene,
nada le falta.
Sólo Dios basta.

Eleva el pensamiento, al cielo sube,
por nada te acongojes. Nada te turbe;
a Jesucristo sigue con pecho grande,
y venga lo que venga nada te espante.
¿Ves la gloria del mundo...? es gloria vana,
nada tiene de estable, todo se pasa.
Aspira a lo celeste que siempre dura;
fiel y rico en promesas, Dios no se muda.
Ámale cual merece bondad inmensa.
pero... no hay amor fino sin la paciencia.
Confianza y fe viva mantenga el alma,
que quien cree y espera todo lo alcanza.
Del infierno acosado aunque se viere,
burlará sus furores
quien a Dios tiene.
Vénganle desamparos, cruces, desgracias,
siendo Dios su tesoro,
nada le falta.
Id, pues, bienes del mundo, id, dichas vanas,
aunque todo lo pierda solo Dios basta.


Santa Teresa de Jesús

Esta oración la conozco desde chica y me encanta. En la versión extensa es imperdible. Me resulta todo tan cierto y tan actual!
Aprovecho para recomendar el Libro de la Vida, yo lo estoy leyendo (de a poco...) y la miniserie española Santa Teresa de Jesús, (creo q la pasan x ewtn)

1 comentario:

juan dijo...

sii, que hermosa oración, qué amor a Dios, Que Dios nos dé la gracia como a Teresa, de andar por este mundo bien desengañados de sus vanidades, bien por encima de todas sus seducciones tristes y pasajeras...solo Dios en el corazón. Hermosa oración!